Gonzalo Osés

Gonzalo Osés

jueves, 21 de septiembre de 2017

#Creatividad clara oscura


El domingo me dio un venazo cultural y encamine mis pasos la exposición “El Renacimiento veneciano” en el Thyssen, cuál fue mi sorpresa al ver unas pinturas melancólicas y desdibujadas, hasta el extremo del borrón y potenciando la oscuridad iluminada con un par de puntos de luz…

Como estaba en el festival Actúa en el Paseo de Recoletos, me animé y me propuse hacerme el triángulo del arte o entre nosotros el de las bermudas de la creatividad de la Marca España. A la música de varios grupos de música, especialmente uno que eran mujeres ¿Flamingo dolls? Contrastaba lo que guarda el sarcófago del Museo del Prado, más Tiziano, para influir de forma salvaje en el gran Velázquez… Más claro oscuro… Sucumbiendo mi alegría en la cripta donde guardan los grandes cuadros de Goya… Oscuridad en estado puro… Sorprendía el enigmático “Perro semi hundido”, y descubría un rayo de aire respirable con la sala donde Carlos de Hares traza paisajismo, cual punto de luz en el ambiente mortuorio del Prado…

Para cerrar, tocaba bajar al Reina Sofía para presentar mis respetos al Guernica…

Mi exprofe de historia del arte Javier Olivares, seguro que me cuelga del palo mayor, por escribir estas líneas tan reduccionistas, pero resulta deprimente que la gran marca creativa española que ven los turistas son geniales cuadros, pero de una realización que recuerdan estéticamente a la época de las patatas de Van Gogh… Mucha creatividad oscura…

Me falta, un museo o espacio de juego de la creatividad, de la marca España, de la convivencia, de los días sin noches… Y ahora mismo, eso es la gastronomía, y pienso en Ferrán Adría cuando le premiaron, pero a parte de una expo encajonada en Fundación Telefónica no hay nada, vivo que potencie vida, creatividad. Si puede que el triángulo entre los vecinos Caixa Forum, Media Lab e Impact HUB jueguen a eso, pero no, nos son la champions.

Es decir, falta un contenedor de la creatividad, no sólo del arte, quizás hay que alargar los pasos un poco más allá de Atocha para dar con nuestro sorpresivos sentidos en La Neo Mudéjar para dar con video arte del bueno y recién cocinado.

Mientras me muevo para provocar un consenso para que suceda, recuerdo la cena mensual de la asociación Club Gourmets de Madrid de este martes, en el templo de la creatividad Metro Bistro al lado de la plaza Mayor, donde los turistas pueden degustar CREATIVIDAD de este año, donde en mi opinión el creativo Matías Smith reinterpreta la técnica del claro oscuro, como el plato que abre el texto, donde un arroz negro es culminado por una viera cual punto de luz, bañado de la misma crema que inunda a “perro semi hundido” de Goya. En este caso, no es el un arroz cualquiera, los arroceros lo apreciaron, el resto se sorprendió por su semidureza, y no es que estuviera poco cocido, si no que es así, es su carácter. Es arroz Véneto, que sólo se cultiva en esa zona de Italia, que trajeron los comerciantes venecianos de China… Lo sorprendente es que allí era un arroz prohibido, al ser sólo exclusivo para el emperador…  Si miras mi instangram o vas a la casa de Matías podrás ver que tiene unos cuantos platos que irradian actitud proactiva como el Salmorejo con helado…

Lo dicho, que aproveche la degustación creativa que estás a punto de realizar, y lleguemos a un consenso para que el arte de la marca España no tenga que cocinarse sólo entre fogones.

viernes, 15 de septiembre de 2017

¿Cuánta pasta les va a hacer ganar?


Semana trepidante la que acaba, destacada por dos hechos diferenciadores llevados a cabo en el club de emprendedores The Heroes Club, al cual pertenezco.

Empecemos por el final, por aquello de que los últimos serán los primeros. Pues bien, el miércoles 12+1 llevamos a cabo un sentido homenaje a nuestro mentor Ángel Nieto, mentor fundador con su íntimo amigo Juan Palacios, Marta Robles y Aurelio Garcia de Sola, los cuales nos emocionaron al compartir experiencias con sus hijos Gelete y Pablo Nieto, y con el galeno Angel Villamor o el ex presidente de Vía Digital Pesdro Pérez. A la par que brindamos por él, con un vino personalizado por una de las startups del club.

Ahora que hay tantas discusiones cerveceras sobre si el emprendedor nace o se hace, debiéramos parar un minuto, y reflexionar sobre la figura de Ángel como emprendedor, la cual, creo que es buen modelo para las nuevas generaciones.

24 horas antes tenía lugar otro importante acto, la final de la Pasarela Digital que organiza el club con COFARES, la empresa líder en España de distribución farmacéutica. La dinámica consistía en que cada startup tenía seis minutos para explicar en cada una de las cuatro mesas que había por qué debíamos elegirlos. En cada mesa la conformábamos dos componentes del consejo de dirección de COFARES y una pareja de mentores del club. Con el fin de conseguir un premio económico, y sobre todo el premio real, figurar en su lista de proveedores, para mí el verdadero premio, y en otra línea la posibilidad de que decidan invertir en alguna startup.

El caso, es que cada vez que llegaba una nueva startup a nuestra mesa, teníamos que buscar la página del exhaustivo DAFO que había preparado COFARES para tener un rápido aterrizaje sobre todo en temas de negocio. Pues bien, mientras mis compañeros buscaban la página, lanzaba una pregunta a bocajarro a lxs emprendedorxs: Con 10.000 farmacias a las que asiste COFARES, ¿cuánta pasta les va a hacer ganar o ahorrar? Para mi enorme sorpresa, tan sólo dos personas supieron contestar con porcentajes o cifras aproximadas. El resto me miraban atónitos, y respondían cosas como “no estoy preparado para responder eso”, o “este proyecto es plan fundación, aportamos marketing o un intangible” …

¡Acabáramos! Es inaudito que la gente se atreva a montar un negocio, una empresa, y sólo piense en sus necesidades económicas y en lo que sabe hacer, esperando que la ONG/Fundación/RSC/departamento de marketing de turno, decida tirar los ingresos que tanto les han costado conseguir, solamente porque está de moda… 

¿Dónde queda el cliente? De nada sirve utilizar metodologías del siglo XXI, si seguimos teniendo la actitud del siglo XX, refugiada en un plan de negocio basado en intuiciones. ¿No será más fácil construir una solución a partir de un problema suyo? Qué huir hacia delante haciendo lo casi lo mismo que se hacia de asalariado... Emprender no es autoemplearse, emprender un camino, es toda una aventura sin zonas de confort alguna, y si no, consulta la biografía de Angel Nieto. 

sábado, 9 de septiembre de 2017

¿Felicidad humana = utilidad + autoconocimiento+ CRISPR?


Desde que leí el libro "Piensa en ti" de Joaquina, me asalta una controversia, Joaquina en varias ocasiones, hace hincapié que una de las claves de la felicidad es ser o sentirse útil.

Una utilidad ligada a aportar valor a los demás, por la cual, experimentas el subidón de aportar, y a veces, una compensación social o económica. Porque seamos sinceros, el dinero no da la felicidad, pero ayuda mucho a acercarse a ella…

Ahora que se derrumba el mercado laboral, y las cifras de la nueva economía son de risa, sigo afirmando que se destruyen 10.000 puestos de trabajo, por cada puesto freelance knowmad que se crea. Es importante empezar a plantearse, qué metodologías tenemos para conseguir ser felices sin ligarlo a la utilidad, ni mucho menos al trabajo.

La otra forma que está muy de moda es el autoconocimiento, la aceptación personal amarse a uno mismo, para cambiar la energía negativa por la positiva, y ser como escribe Alex Preukschat en el libro "Blockchain: la revolución de internet" , para ser un buen nodo del sistema descentralizado. Porque cada vez tengo más claro que lo que te pasa, (excepto causa mayor), es porque queremos, tanto lo bueno porque lo buscas, como lo malo porque para evitarlo lo dejamos para mañana. Es decir, la tecnología nos está abocando a que maduremos como nodos.

Y ¿no hay otra forma? Para ser feliz o eres útil o te aceptas…

El pasado miércoles asistí a la presentación de Dictum Futurae en CIBBVA y su propuesta de cómo será la sociedad inteligente en 2025. Donde posiblemente sea la culminación de la maduración descentralizada en la que estamos empezando a caminar y muchos de los actuales dramas de la sociedad se hayan domesticado. Donde la internet del valor (la de blockchain) haya sustituido a la de información (actual).

Aproveché la vuelta al cole de los evangelizadores de innovación madrileños Javier Sirvent y José Cordeiro (si el mundo es su casa, cómo no lo va a ser Madrid), lo siguiente: Utilizando CRISPR, ¿en cuánto tiempo se podrá eliminar de la célula el 80% del cerebro reptiliano? La respuesta contundente: ¡2 años!!!!!

Y me dieras a qué viene esto, pues sencillo, el cerebro reptiliano es el primitivo el primero en reaccionar bloqueándote porque piensa que te viene un mamut a cornearte, pero no, tan sólo es un coche parado en un semáforo… Es decir, perdemos demasiados años de nuestra vida por no atrevernos a hacer lo que realmente nos apasiona y nos hace feliz. Pues bien, si sólo dejamos la proporción de preocupación para que no te tires desde un decimoquinto, y eliminamos el 80% del miedo, puede que no tengamos ni que ser útiles, ni conocernos para sentirnos bien con nosotros mismos.

Para rizar el rizo, ayer dialogando con el facilitador de autoconocimiento para emprender José Barroso, me daba cuenta, que la felicidad para ser validada necesita encadenar alegrías, al no existir un consenso en la medición de la felicidad.

Por tanto, si la felicidad sólo es un concepto, inalcanzable cual zanahoria delante del burro, es muy complicado que algún día nos sentamos realmente plenos. Por lo que creo, que la especie humana tiene un hardware excepcional, pero tiene el un sistema operativo mal configurado. ¿hasta cuándo lo vamos a permitir? Quizás, es necesario que reajustemos el mismo, como aquella carta de ajuste que aparecía al final de la emisión de la televisión hace unas décadas.

FOTO: Alejandro Sacristan de Aviador Dro y Empática VR en la presentación  de Dictum Futurae, en CIBBVA con chaqueta "carta de ajuste" del uniforme del grupo de música LKAN.  

viernes, 1 de septiembre de 2017

Piensa en ti, y en tu equipo y en tu hijo


Como decía Pedro Piqueras en el prólogo, "Piensa en ti" (Espasa), más que un libro de autoayuda es de ayuda, y añado de acción. Si porque Joaquina Fernández traslada al sedoso papel la metodología clave para no sólo conocernos a nosotros mismos, si no, para abordar la gestión de personas, tanto en equipos de trabajo, como de familiares.

De forma amena Joaquina nos presenta en una primera parte nuestra personalidad, el valor que aportamos y la motivación que nos mueve para una vez conocidos a nosotros mismos, cual ascensión a una montaña, descubriendo como cambia nuestro clima interior mientras ascendemos, para una vez en la cima de nuestro ser, lanzarnos a una trepidante aventura de diseñarnos a nosotros mismos, trazando un plan de acción accesible. Con toda la experiencia acumulada que le dieron los masters que creó en el Instituto Hune de Self Design, destacando entre las figuras el que hoy realiza los dibujos, Ricardo Almendros.

Como buena guía gamifcadora las invitaciones a mapearte son una constante, siendo todas ellas de tránsito fácil, siempre que asumas, el reto de ser sincero con tu persona. Al ser un viaje que realizas a centro de tu ser, para conocerte de verdad, despejar miedos que te atan a puerto, y aportar la mejor versión de ti mismo a la tu vida, y por ende a la sociedad.

Joaquina consciente de que es un libro, mantiene la tensión para que no abandones y lo cierres antes de llegar a tu objetivo. Recuerda, que leérselo del tirón sirve para poco, date tiempo, será como un noviazgo contigo mismo.

¿Funciona? Será la idea que puede que te venga en mente, pues, entre tú y yo, espero que funcione, porque si no… En mi caso, la lectura ha sido ultrarrápido he ido jugando a conocerme hasta la página 160. Al necesitar los retos que se planteaban de más tiempo que el que puedo aportar, tras el trabajo ya realizado directamente con ella, debido a que era mi coach. Y Digo era, porque se fue de viaje hace unas semanas.

Volviendo a la cuestión, principal, es un libro para conocerte, conocer a tus colaboradores, y sobre un libro desde mi humilde entender dirigido a los futuros padres. Sí, Porque si de antemano ya sabes cómo podrás identificar la personalidad de tu retoño, podrás proporcionarle una vida mucho más fácil. Le habrás ahorrado cuatro décadas de vida para tener que, en la madurez, asumir que algo no funciona, que la teoría que le vendieron en el cole, en YouTube o en Snapchat deja mucho que desear. Este puede ser el mejor regalo que le puedan hacer, tras el de la vida, claro está.

¿Quieres más? A Melendi y a unas diez mil personas les ayudó a mejorar su vida, entre las que me incluyo. De hecho, el día que firmaba en la reciente feria del libro de Madrid, sus libros se agotaron, a la par que la aguardaban pacientemente una fila de cincuenta metros de personas esperando a que les dedicará su libro comprado con anterioridad.

Septiembre es mes de renovaciones, de afrontar los retos que nuestra vaguería y miedo infundados nos arrebatan la vida que realmente deberíamos hacer posible. Por ello, te recomiendo desde el corazón que te apuntes a esta gimnasia de la mente, porque la realidad que ves no es real, si no la que crea tu mente.

jueves, 24 de agosto de 2017

Joaquina Fernández: comunicación


La semana pasada comenzaba con una de esas charlas de sobremesa de las que sólo se dan en casa de mis padres, Paco Ochoa ex profe del ICAI, comentaba ante mi pregunta sobre dios, que él creía en el concepto de la bondad en sí misma, a la par que me planteaba un más allá por el hecho matemático de que todo lo finito tiene algo después, tras un límite se acaba algo y empieza otra cosa… algo.

La cosa continuaba con la publicación de una carta de mi padre por varios periódicos. Esta vez, cambiaba su tradicional tema (el cambio climático) por el derecho a decidir cuando quería dejar de vivir. Aquí el enlace del medio que tiene más tirada, (al ser semanal, lo publican a la semana). Su carta es de las últimas. 

El primer sobresalto, llegaba el martes, mi tía Felisa moría a sus esplendidos 91 años, tocó subir a Valladolid a vital encuentro con mis primos y quedar en cañearnos a la vuelta del verano…

El viernes Alex a las 11:11 de la noche me anunciaba tu partida…

Una amiga común me comentó el sábado que la muerte se nos acerca de tres en tres, de la misma forma que se lleva a los famosos. Primero una lejana, la de Ángel Nieto, luego otra cercana, y por último una que te revuelve por dentro, la tuya.


Mira que las he tenido dobladas contigo, más por mi cabezonería en no salir de la zona de confort que por la tuya de sonreír con la mirada, tras preguntarme cada vez que me veías “Gonzalo, ¿eres feliz?

Volviendo a la conversación con Ochoa, tras escucharme como con CRISPR ya se podría eliminar los genes propensos a hospedar el cáncer de pecho en la célula de una niña antes de nacer, o la posible inmortalidad abanderada por Cordeiro en tres décadas o como con blockchain se está empezando a plantear quitar los tutores de la economía humana decentralizando el poder, y devolviendo el mismo a cada nodo del sistema, cada persona, 
 al final, me decía “Gonzalo, la carrera tecnológica sigue siendo la zanahoria delante del burro, el gran problema sigue siendo la comunicación”. Lo cual lo añado a mi escenario de juego a cuatro décadas, cuando seamos inmortales y teniendo de todo, ¿seguiremos pegándonos por no entendernos?

Recuerdo una frase tuya, “enseño a las personas comunicación porque quiero que expresen sin miedo lo que quieren hacer con en su vida”.

La mañana del sábado mi padre reflexionaba sobre cómo conseguiste liberarme de la carga que me impuse desde pequeño, también fuiste detonante de ponerme manos a la obra con mi libro, pilar de mi última resurrección profesional, con aquella frase “Gonzalo, te conozco hace una década y mucha innovación y diseño, pero haz algo para salir de la penuria económica de una vez por todas”.

Al llegar a tu velatorio, Jon me invitó a verte, y tras pasar a la mini salita delatante de ti, mi sentimiento material de perdida hizo que saliera escopetado de allí, buscando algo. Al rato, vi a Dolo sentada en la salita enfrente de ti, allí estaba resplandeciente, con una mirada que desprendía belleza a raudales, ¿la causa? La enorme energía positiva que se concentraba en esa mini sala, ante ti, pero para recibir esa energía y esa paz, había que estar más de cinco minutos, no bastaba con verte medio minuto y volver a la sala para ahondar el vacío terrenal… La cosa acabo con Jon invitándonos a salir de la sala porque estábamos felices y riendo como dos niños picaros tras sincerarnos una década después, ya que otras personas podrían ofenderse... Puede que esa sea la clave de la relación contigo. El que acude a ti para saciar su sed y luego se va, no se abría para recibir tu conocimiento.

Respeto el cabreo de un amigo al irte sin avisar, a la par que me confesaba que era puro egoísmo, por su necesidad de tenerte a cualquier precio, independientemente de ti. Entre nosotros puede que faltará alguna conversación, ahora que estoy dándole vueltas a ver si el tiempo pesa o cómo doblarlo por su eje.

Tu extenuante misión ha concluido, has despertado y canalizado talento a manos llenas, a la par que facilitado herramientas para que otros conectores seamos felices disfrutando de lo que más nos gusta conectar, ya sea emprendedores con su trabajo paga facturas o traducir innovación.

Este año se espera una buena cosecha de niños índigos, por lo que los conectores energéticos como tú y Ángel Nieto, tenías que partir. Habéis vivido siete décadas como si hubieran sido siete siglos. Te fuiste en un viaje prenatal, justo antes de un eclipse solar donde al acercarnos 4 centímetros al sol, somos más ligeros, eso es tomar impulso de verdad.

Desde la humildad me queda un camino por recorrer, ¡observar sin juzgar! A la par que bascular la innovación global hacia la comunicación entre seres, independiente de sin son electrónicos o no. Atónito contemplo como los perros se comunican mucho mejor que los “inteligentes” humanos.

Tu marcha es un recordatorio de que me toca aplicarme justo lo que pido a los futuros emprendedores en cada edición de la lanzadera de empleo de la EOI (Escuela de Organización Industrial) y el ayuntamiento de Guadalajara. Actitud y compromiso con uno mismo.

Como escuche en tu velatorio a un chico decir “seguro que Joaquina estará pensando: dejar de llorar y poneros a encaminar vuestra vida”. 

Como escribe Álex Preukscat en el estratégico libro "Blockchain: la revolución de internet" (Gestión 2000) "Desde el núcleo duro de la tecnología global de Silicon Valley, muchas personas como Naval Ravikant (uno de los inversores en la criptomoneda Z Cash... Balaji Srinivasana (fundador  de Bitcoin 21 Inc, y Loic Le Mur (fundador de Le Web) insisten de forma recurrente en la importancia del autoconomiento y la meditación, quizás conscientes de que todos  nosotros somos nodos del planeta... En España... Una de las lecciones importantes que transmiten es que la condición básica para ser un buen nodo es amarse a uno mismo para luego poder amar y empatizar con el resto de personas (o nodos)."

Se acabó acudir a ti una vez cada x meses o años, para beber las preguntas de mi conciencia, con tu libro, espero que no sea la pata de una silla, si no, la pared que de una vez por todas me levante de mi zona de confort.


go gO GO!