Gonzalo Osés

Gonzalo Osés

viernes, 17 de noviembre de 2017

Ciudadana emprendedora


Cuando voy a Santiago de Compostela me gusta encaminar mis pasos a la escalera CRISPR de la torre de servicio de la torre de servicio del Museo del Pobo Gallego, obra del arquitecto del barroco Domingo Andrade, el cual, diseñada con tres cuerpos de escaleras de caracol donde cada una va a una estancia diferente, para no molestar a los demás. Digo CRISPR porque el perfil que dibuja recuerda a las cadena genética del ser humano, y en ciertos puntos del recorrido dos de las espirales se cortan… 

Ni que decir, que las vistas de Santiago desde allá arriba son espectaculares, mientras escuchas las risas desconcertadas de las personas que se pusieron a subir por la primera escalera que se encontraron, sin darse cuenta que no llegan hasta arriba, cual reflejo de la falta de miras del ser humano actual, empeñado en el cortoplacismo y que otras le digan por donde encaminar sus pasos...


Como te dije en el pasado post, tras el encuentro Galicia Camino Emprendedor (organizado por la Fundación Ronsel), encamine mis pasos a los arboles cuyas hojas escriben de forma innovadora lxs niñxs del colegio del templo del conocimiento Colexio N. S. Lourdes en A Estrada, donde Dolo Otero Neira, dirige un equipo que esculpen el Miguel Angel que todo niñx lleva dentro, a pesar que el sistema educativo actual intenta convertirlo en loseta. 

Cual, relegada escalera crisperiana, se volvió hace un lustro desde los mandriles tras colaborar una década con la coach de coachs  Joaquina Fernández, para intraemprender al heredar del colegio familiar, e innovar en metodologías y renovar el equipo a la mitad del equipo, cual lluvia fina. Para como me comentó una de las cocineras que lleva medio siglo trabajando ahí, y del que fue alumna, “¿lo mejor? Todo, ¿lo peor? El exceso de trabajo al estar todos los años completos”. 

Sin olvidarme a la innovadora Alba Alonso Feijo con su  Real Kiddys y su lucha sin cuartel, pero con una enorme sonrisa al sin sentido de entre otras cosas, de clasificar a los niños por azul y a las niñas de rosa…

Con eso, mientras volvía a los mandriles, no dejaba de canturrear el himno a la ciudadana emprendedora creado por Sonia Martinez, para la estela de la ponencia de Rafa Martinez Cortiña en #GaliciaCaminoEmprendedor, y le daba  vueltas a su mantra “la economia persona a persona de Airbnb ha empoderado a la mujer en 10.000 millones de dolares, al ser el 59% de anfitrionas y el 61% de las viajeras”, posible subtítulo del estudio que está llevando a cabo, y espero podamos leer pronto. 

De la misma manera, que tras leer el resumen del informe de “modelos de negocio disruptivos” de la Fundación de Innovación Bankinter escrito por Esther Paniagua, y tras  dialogar ultimamente con la Unleash 2017 Marina Sanchez Calleja o con la blockchainiana Brenda Gonzalo, empiezo a caer en la cuenta, que como esas tres escaleras de servicio crisperianas, que sin llamar la atención y a la sombra de los andamios de La Catedral, está encontrando su camino, en un silencio a gritos que crea la estela imparable de la nueva economía, antes llamada compartida o mal denominada colaborativa. Hasta Vincent Rosso en la presentación del informe ponía un ejemplo donde un interlocutor político le decía que sabia lo que era Bla Bla Car al utilizarlo su mujer y su hija…

Tengo la inmensa suerte de empezar la semana que viene el programa de mentoring mujer ingeniera. Creo que mi mentee me va a enseñar a comunicar de forma más respetuosa, limando algún deje que de forma inconsciente se nos pasa a los hombres. Como le pasó ayer a Rafael González Palenzuela, director de Recursos Humanos de La Mutua en el encuentro de Red mentoring 2017, al hablar del programa de liderazgo femenino para “ayudar a la mujer a llevar sus cosas: el embarazo, la reducción de jornada”, como si la paternidad fuera cosa exclusiva de las mujeres… y es que a veces, ni queriendo lo hacemos bien. Como ejemplo de lo endogámico y paternalista que es el mentoring en multinacionales sin darse cuenta que en una década no habrá a quién mentorizar, al quedarse esas empresas sin clientes ni empleados. 

Ahora me voy a escuchar a Carmena la cual, presenta el programa de la Nave de la Innovación, si, a la que licitamos y no ganamos. Así que toca escuchar, aprender, y luego por la tarde a google campus a reaprender de las cagadas profesionales de Jaime Estevez, Javier Sirvent y el organizador de Fuckup Nights Madrid, Javier del Moral.
¿Será un avance de lo que viene? ¿Quedaremos los hombres relegados a contar nuestra batallas en La Sociedad gastronómica cual #nosolopapas? No creo, que sea tan radical, ya que vamos a una sociedad donde cada persona sea mujer, hombre o persona electrónica se realizara por su pasión, talento y talante, olvidándose de su rutinario e insulso trabajo aporreando teclas… y para acelerar los tiempos, a los hombres nos toca reeducarnos y reducir el exceso de testorona y paternalismo. 

go gO GO!

viernes, 10 de noviembre de 2017

Ronsel

En gallego Ronsel es la estela que crea el barco en el agua, y quién mejor que el explorador de innovación @capitancook, para los amigos Nacho Villoch, el que nos abriera la mente, provocando la curiosidad de salir de nuestra exzona de confort y emprender nuestros pasos hacia océanos azules, y provocar nuestras ganas de peregrinar a nuestro éxito personal, muy ligado también a lo profesional.



Vale, has decidido emprender un viaje, llega el momento de mirar si hay alguna guía que te facilite un poco las cosas, para saber cuántos kilómetros de llamadas tienes que hacer al día, y ahí nadie mejor que el designthinkero Juan Gasca y el lean startupero Manuel García para contarte que las metodologías y las guías son necesarias e útiles, pero lo importante es tener un pensamiento crítico y aplicar la metodología que utiliza CapitanCook, M.E.C (Mueve El Culo).



Es viernes, estás en tu oficina a medio día, a unas horas de empezar de empezar el finde te escabulles leyendo un blog de El Viaje, cuando te convocan a una charla cual Pesadilla en la Oficina, y aparece Javier Sirvent anunciándote lo que llega, la sustitución de tu aburrido y rutinario puesto de trabajo por un algoritmo de inteligencia artificial en un lustro o dos... Piensas para tus adentros, que superar la inteligencia humana tampoco es tan complicado. En esas divagaciones estás cuando vuelves a aterrizar en la charla, cuando Sirvent proclama olvídate de ser un robot de oficina y dedícate a lo que te apasiona, y disfruta del presente que es un regalo, como experto en Yotube Trabajo que es.



Ya estás en marcha, a tu espalda llevas una mochila con las piedras de tu vida anterior, aquella que con cada paso que das se queda un poco más atrás e intenta que pienses que lo de ser minero de oficina tampoco estaba tan mal. Tras 17 kilómetros de pasos buscándote a ti mismx, mientras de forma compulsiva buscas como unir tu talento, con un buen talante y tu pasión con una solución que le puedas ofrecer a tus pares. Decides que por hoy ya basta de andar, de cargar esa mochila, de dar la bienvenida a esa ampolla, que ha decidido recordarte que no tienes ni papa de andar por tu cuenta…

Te sientas en mitad del camino y ves llegar de frente a una sonrisa con piernas llamada Yago Uribe, el cual te transmite una sensación de tranquilidad y diversión al fracasar de forma compulsiva con las dificultades del camino que no te queda otra, que cambiar tu actitud y darte un margen, y pensar que probar algo por primera vez no es fracasar, es probar y ver qué pasa.

Tras dejar la pesada mochila junto a tu litera, te derrumbas sobre una banqueta del bar de la posada. Y mientras duchas tu alma con una cerveza helada, te llama la atención como el posadero Alfonso Marnotes está sentado en una butacón preguntando a los peregrinos que están de vuelta, Nacho Villoch, Javier Sirvent y Manuel García ¿Cómo hacerlo mejor? Lo cual, solo esa pregunta ya genera la ovación de los que copamos el salón, al ser de las pocas administraciones que al parecer están dispuestas a escuchar y aprender, sabiendo que de 40 acciones se equivocaran en 36 para aprender de ellas… Con que no hagan lo que dice Sirvent basta: “cuando en USA inventan algo, en China se ponen a fabricarlo y en Europa a legislarlo”.



El sol de media mañana te despierta, te has quedado sólo, el resto de emprendedorxs echaron ya andar. Mientras te acuerdas del diseñador de la bolsa del saco, caes en la cuenta, que a tu mochila le sobran piedras prehistóricas, por lo que acordándote de Yago decides vaciarla de esas pesadas losas, y ver qué pasa. ¡Impresionante! Ahora andas más rápido y te sientes más ágil, hagan sitio que voy, soy el rey del mundo…


Por el camino te van alcanzando Leticia de Quiero un abuelo o Silvia que te cuenta que va a montar un negocio de hacer bolsos con lonas y va preguntando si alguien tiene lonas, a lo que otra mujer la dice que lonas no, pero que tiene una máquina industrial y que pueden colaborar, o el interesante dialogo entre Rafa y Juan este último con su incipiente negocio de Occupy.es, o a un par de mujeres que te cuentan que están de acuerdo con lo que te dijo Yago… y te quedas pensando ¿cuánta personas habrán en el camino, cuántas haciendo su camino personal, cuántas emprendiendo…

La solución te la da otra sonrisa, esta vez la de Rafa Martínez Cortiña, al cual le ves llegar en un Bla Bla Car, porque unos clientes le pusieron una reunión urgente, y ya se sabe, el cliente es lo primero, y como dice Yago un cabrón, al darle igual tus esfuerzos o circunstancias... pero sorprendentemente, Rafa te cuenta, que no son clientes, si no pares, personas como tú, como yo que nos encontramos bien construyendo la economía de forma compartida desde la demanda, sin imposiciones industriales de la oferta, si no, desde las soluciones líquidas de la demanda… Y te dice levanta la vista de tus pasos y otea a tu alrededor, ¿qué ves? Y ahí ves A Rosana López Salgueiro animando a otras mujeres a conquistar el mercado, cual camino, porque el 59% de las anftrionxs de Aribnb son mujeres, y la cifra aumenta al 61% en el caso de las viajerxs. Es decir, esa startup ha empoderado con 10.000 millones de dólares cual razones a la mujer. Unos exploramos, ellas conquistan, como Sonia Martinez que creó este himno para la jornada de #GaliciaCaminoEmprendedor, muchas gracias por el presente, go gO GO!

Las etapas van cayendo, ya llevas tantas como los kilómetros que hiciste en la primera jornada, creces como persona, aprendes a asumirte, a estar de acuerdo con tus decisiones una vez tomadas, a la par que agudizar el pensamiento crítico, y tomártelo con una buena actitud los esguinces, las insolaciones, el dormir bajo el manto de la Vía Láctea, reconectando energías para soñar despierto en la próxima jornada. A la par que recuerdas que las palabras del emprendedor de fondo Domingo Gaitero sobre la letra pequeña del Camino, de que, si no te sellan en cada etapa, luego al llegar a Santiago no te sellan la compostelana… o que hay otros caminos, y otras formas de atacar la empresa que te propusiste, incluso que se puede hacer una etapa en ambulancia…





Llegaste al final del Camino, una ciudad te acoge en su seno, cual contenedor de conocimiento, biblioteca de la experiencia de miles de emprendedores que antes que tú convirtieron el camino en su zona de confort, gestionando a cada minuto la incertidumbre y el fracaso como una gran oportunidad a ser ellxs mismxs, y construir una nueva sociedad más inteligente entre pares. Deambulas por las callejuelas y te llama la atención la dinámica conversación que mantienen Ana Hernández y Manuel Rivero, canalizados por el mago Luis Deber sobre las competencias necesarias para ser un buen caminante, a lo que te unes para aportar tu experiencia e intercambiar ideas y proyectos. 


Mañana será otro día, puede que sigas caminando hacia las Piedras Santas y quieras arrojar tus zapatillas al mar, o ver como Lorenzo se despide para iluminar El Camino a otrxs emprendedorxs allende de los mares. También, puede ser, que decidas volver a tu casa, sabedor de que ya nada será lo mismo, aprendiendo al retomar tus pasos, y ver tu camino de forma diferente, aconsejando a los que van iniciando su camino. Pero ten por seguro, que hagas lo que hagas, y te encamines hacia donde sea, cuando necesites ayuda aparecerá de la nada Rafa Vázquez para solventarlo y dibujar una sonrisa en tu ser.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Libera tu cerebro...


Reconozco que con este almanaque he vendido la piel del oso antes de cazarlo, promocionándolo y regalándolo nada más leerme las primeras 20 hojas… ¡Error! Pero luego, me bloqueé. Porque pensaba que tras una portada magistral que se embebe de las técnicas del neuro marketing iba a conocer por lo menos una semilla, una puerta, o un candil en mitad de la noche, sobre cómo desarrollar una metodología para que la humanidad pudiera utilizar un 1% más de su cerebro o de su inteligencia. Buscando un preprototipo de cerebro cuántico humano, frente a los todavía inestables ordenadores cuánticos. Pero mi gozo en un pozo, muy profundo.

Por ello, ruego fervientemente a Roger Domingo que le meta mano a esta ensalada mental del autor, y lo aliñe para que sea digerible, porque 200.000 clientes lectores en principio no se deberían haber equivocado, pero también puede ser un movimiento en falso de esa masa dormida al conocimiento, al renacimiento de la sociedad inteligente. 

Es como si en mitad del desierto, tras tres días sin beber, descubres un pozo, y te encuentras un Principito, que te quiere contar durante 300 horas una descripción del agua, antes de que la bebas, pues aquí lo mismo. El pastel se descubre al final, donde el autor se confiesa que el libro es parte de una tesis doctoral, ¡acabáramos! ¡De ahí el centenar de páginas mapeando cómo se comporta el cerebro ante la vida y cada extracto de la sociedad, hasta habla de política!!! Recuerda a los mapeos de Risto en sus libros, antes de contar lo que piensa… Por lo menos Risto, te ahorra 200 páginas de árboles talados.

Mientras Roger medita si recoge el guante, te comento que, si es un libro comprable, pero olvídate de que reten a encontrar el salto grial del 1% del cerebro cuántico, la portada, con todo el respeto, o yo no me he enterado, (que también puede ser) es faltar a la verdad o ser muy optimistas. Es decir, recomendable sí, pero no es el pino puente. Hasta que alguien le prenda fuego al pajar para encontrar la aguja que enebre teja tu red de neuronas.

Mi recomendación, es que empieces por la página13 hasta la 39, pero no quieras ver, más de lo que hay, luego, vete al comic de las hojas plastificadas, después a la página 331 hasta los párrafos en cursiva de la 347, y luego vuelvas a la página 40 a batear geniales frases propias en un desierto de dunas gigantes de citas durante 300 páginas de sed de conocimiento práctico, no de mapeos…

Estratégico: no se te ocurra ni de coña, leer el índice, cómo lo hagas tu cerebro va a caerse con todo el equipo, porque es una lección magistral de reto para que tu mente lo complemente, y ahí estás ko. Porque por mucho que quiera el autor, esta tesis no es la constitución del cerebro, si se cree que ha escrito una carta magna. Lo cual, te darás cuenta que no es así, cuando te metas en el capítulo de hackear la escuela, como si hubiera descubierto la alquimia, cuando lo que le falta es leer a César Bona o a María Acaso, por no citar sus pasitos temerosos frente al fracaso… Idris, el 17 de noviembres es el tercer aniversario de FuckUpNights sería un placer verte y que montaras esto en Francia, mitad charla TED, mitad club de la comedia.

Este libro, no supera a libro de Jaoquina Fernández "Piensa en ti" a la hora de plantear una metodología o herrameintas para realmente liberar el cerebro, cerrando una puerta en la exploración del cerebro cuántico humano para empoderar a las personas frente a inteligencias artificiales como Sophia, la reciente nueva ciudadana electrónica de Arabia Saudi. 

Como la exploración no se para, estoy experimentando vía mindfulness como parar la mente, y dejar al ego, el miedo, y los prejuicios en el banquillo durante un rato, con lo que estoy descubriendo cosas muy interesantes de mi libertad inteligente, sin tener que hacer un ejercicio de neuromimesis.

jueves, 26 de octubre de 2017

¿Diseño de ADN en la BID?


La semana pasada volvía a Dimad, y ésta, entiendo porque no he vuelto en un lustro. Sencillo, mira el programa del séptimo encuentro Bienal de Diseño Iberoamericano  y dime si no echas algo en falta…

… ¿Hay alguna mesa redonda o charla que hable de IA, Internet de las cosas, biotech, CRISPR, BigData, entrenamiento de algoritmos, robótica, impresión de órganos de seres vivos, blockchain, etherum? Nada de nada, sí alguna referencia a lo digital y un poquillo más a la realidad aumentada. Es decir, ninguna referencia a ninguna de las tecnologías exponenciales que están cambiando nuestro presente continuo. 

Posiblemente, si no, vienes del mundo diseñata, no te suenen casi ninguna de las personas que participan son sobre todo las americanas respetadas personalidades del universo cerrado que suponen hoy en día las universidades. Lo cual, me resulta insoportable ver como no son capaces de echarse a un lado y dejar paso a ex estudiantes que seguro están más alineados que ellos con lo que está pasando y las herramientas que se pueden utilizar. Y te lo digo con conocimiento de causa, al haberme sorprendido con unas cuantas startups en el BBVA Open Talent de este año.

La cosa resulta tétrica como el endogamismo que les encierra en sí mismos, no le hace llamar a otras personas a abrir las ventanas, justo un día como hoy donde se está desarrollando IAshow en IFEMA y por la tarde continuará la fiesta de la IA en la facultad de industriales a los mandos del Foro Futuro Próximo.

Me resisto a pensar que el diseño es aquello que se derivó de los artes y oficios del siglo XIX. Ya ha pasado una vez cómo de la metodología básica del diseño, se han generado dos disciplinas como son el design thiking y lean startup, que no es otra cosa que el abc del diseño: observa, prueba un prototipo y si funciona implementa. ¿De nuevo vamos a dejar que otros ocupen la creación de nuevos procesos? Si la creatividad está en el aire, y de una idea a un producto o servicio hay un equipo hay un mundo. Pero ¿por qué los que se deberían repensar cada día el sentido de las cosas y de la vida, siguen dormidos? A caso, esperan a un príncipe que les despierte, echándoles de sus torres catedralizas…

Si, de aquí me caerá la típica crítica, de que sólo les pongo a parir, pero ellos saben que mi mano está tendida, eso sí, no para dorarles la píldora emprendedora de turno, si no para construir un escenario de juego que conecte rápidamente con la innovación mundial. A pesar, de que pierdan sus zonas de confort. A lo mejor ese es el problema, la maldita zona de confort, pero que la echen de menos, los que tienen que enseñar a disfrutar de la incertidumbre... manda webs. 


En fin, dejemos de perder el tiempo, y sigamos conectando la innovación con el mercado real, go gO GO!