Gonzalo Osés

Gonzalo Osés

jueves, 11 de enero de 2018

Obsolescencia programada


15 de enero de 2015 mi querido Iphone 5 se queda sordo y no reproduce lo que digo, siendo un posible problema de micrófono con sordera aguda, nada de cerumen… Hay que abrir y operar. Raudo acudo a Apple para ver cuánto costaría la operación, entre abrir a corazón abierto, operar y cambiar lo necesario posiblemente unos 250 €… y habérseme acabado la permanencia, pues la operadora de turno está a saco a que renueve. Así que, con cierto dolor y tras un tiempo de luto me hice con un genial Iphone 6…

3 de enero de 2018, el micrófono de mi amado Iphone 6 le entra una sordera aguda. En principio, no me preocupo mucho porque guasapeo, fesibuqueo mucho, pero llamar lo que se dice llamar, bastante poco, pero con la vuelta al cole, se hace necesario, actuar…

Aparte, que me duele deshacerme de mi tuneado 6, porque ni los iphone 7 ni 8 son una mejora de concepto, tan sólo esteroides en cámara y procesadores, y el X es un empate entre el 9 y 9S, pasando a ser más un micro portátil que un teléfono móvil.

Como ya paso del marketing de Apple, llamo a Tabili, y en un par de minutos me dan presupuesto y cita. Al día siguiente acude a mi casa, raudo José, el cual, con un excelente trato y diligencia me va explicando todas las dudas que le lanzo de las piezas que descubro en el arca que es mi móvil. 

Media hora para cambiar toda la parte de abajo (micrófono, Jack de auriculares y conector de carga, más mano de obra, 60 €. Bueno, bonito y barato, porque ¿cuánto cuesta la tranquilidad de saber que sólo tú ves tus cosas? 

Es la segunda vez que Tabili, me salva de un siete en mi cuenta bancaria, y esta vez, me ayuda a luchar contra la obsolescencia programada que empieza a ser voz populi, gracias a que en Francia los tienen bien plantados. Y que mi iphone hizo gala en septiembre de 2017 ralentizándose de forma incomprensible, hasta que Aron de Tabili me cambió la hinchada batería… Amigo, que al parecer era un plan de los de la manzana, para que volviéramos a morder el anzuelo… Vamos que se da de leches con la economía circular y sostenible tan necesario para combatir el cambio climático.

Aprovecho para cotillear cómo va la startup, están a punto de abrir en Barcelona, en varios meses Valencia y luego Lisboa… ¡Ah! Y lo más importante, para los rondeños, ya no necesitan inversión, porque, viven de sus clientes, sí, has escuchado bien, de sus clientes, y no necesitan esconderse en pseudo rondas para pagarse el sueldo. Oooleee.



jueves, 4 de enero de 2018

El libro de la verdad



El pasado 30 de noviembre posteaba aquí mi necesidad de aprender a ser empático con las personas que me piden feedback de cómo serlo ellos con sus clientes. Al ser un tema de suma importancia, adopto una actitud seria, y como tengo buen ojo para levantar la alfombra a las primeras de cambio, pues mi argumentación se convierte en una bofetada para su ego, poniéndose a la defensiva.

El primer intento de aprender a dar feedback asertivo fue la lectura del libro de la semana pasada, y si has leído el post anterior sabrás por qué se me atragantó. Por otra parte, tenía pendiente leer  "El libro del networking" de Cipri Quintas al cual conocí virtualmente por un artículo de Alejandro Suárez y luego en LinkedIn.

Javier Sirvent amigo en común, a veces me presenta como “El Cipri sin restaurante”, pero tras leer su acariciador de egos, sé porque él tiene un templo donde cocina amor, y yo tan sólo un hashtag de comidas…

Hay una cita en su libro creo de Kung Fu sobre como el maestro aparece cuando el alumno está preparado, pues tal cual, las enseñanzas que he recibido de Cipri son oro puro con un fino aderezo de bitcoin.

GRACIAS

Gracias por desafectarme mi dolor, de mi honda preocupación al afrontar un feedback siendo clave “ser sincero y claro con los demás, atreverse a decir las cosas, con respeto, cariño y a poder ser con un humor”. Muchas gracias, ¡eso era! Actuar desde el amor verdadero, desde el cariño y a poder ser provocar una sonrisa. Sin adoptar una postura de seriedad.

Escuchar y dar sin esperar a recibir, es el mantra que envuelve el recetario de verdades como puños que recoge esta biblia de comunicación, de relaciones humanas. Redactado desde y para el corazón, consiguiendo que tu ego invite a Cipri a sentarse a la mesa. Lo han titulado el libro del networking, pero también podría haber sido valido “las 75 enseñanzas de Cipri” ya que de cada capítulo sacas una manita de aprendizajes, o con toda humildad “El libro de la verdad”, la que nos hace humanos, empáticos y asertivos.

Me permito plantearte una ciprillada, consistente en cuándo te leas la genialidad sobre las madres, ve a enseñárselo a la tuya, y que lo lea de tu libro, lo de hacer una foto y enviárselo por mensaje no tiene sentido. Y si no la tienes cerca, ya tienes una excusa para volver a disfrutar de sus excelentes guisos. 

sábado, 30 de diciembre de 2017

¿Smart Feedback?



Hay que esperar 124 páginas para que alguna de las autoras se sincere con el lector, al afirmar lo siguiente: “Y si hablamos de feedforward, de feedback para el avance, para el futuro; si hablamos de cambio, de crecimiento personal y profesional, a fin de cuentas estamos hablando de coaching.” El problema radica en que un centenar de páginas antes hay este titular “¿Y esto del feedback qué es?” Donde no hay ni rastro de esa afirmación, por qué esperar un centenar de hojas, ¿son de relleno?

Es decir, se da una contradicción entre lo que dicen que hay que hacer y lo que luego hacen, al afirmar constantemente que hay que dar feedback sobre hechos constados, no sobre opiniones.

El libro "Smart Feedback" va perdiendo su inocencia al pasar las páginas y ver qué es otro almanaque más de herramientas de otros con el objetivo de ser tu plan de desarrollo personal. Sólo parece que hay una metodología propia, o por lo menos no citan a otros que es “los 6 pasos del feedback”, lo cual, se hubiera agradecido más ensalzarla que esconderlo entre tanto gurú, al ser muy interesante. De la misma manera, que no se entiende, por qué hay tanta cita de personas más o menos conocidas dando su opinión de qué es feedback, al principio y al final, y no curiosamente dando su feedback sobre el libro. ¿Otro gran ejemplo de aportación por acumulación?

Hay cierto buenismo sistémico en creer que feedback es sólo coaching. Dar feedback también es parte del mentoring, y éste no es coaching, si no, acompañar a las personas, y en una sesión dar un feedback no a través de preguntas, si no contando el resultado de una experiencia real, incluso de actos que no ha realizado tu mentee, pero que ves que se la va a dar, al replicar tus pasos. Y si, fracasar es algo ya para algunos casi rutinario, aunque no aprendamos, y acumulemos anécdotas para volver a ser ponentes de FuckUp Nights Madrid. Porque no podemos esperar a ver cómo se siente una persona emprendedora que capitaliza su paro de 20 años y preguntarle ¿cómo te sientes? ¿Qué has aprendido? Tras arruinarse.

Vamos a lo que te interesa, ¿me lo volvería a comprar? Esperaría a una segunda edición más depurada, (seguro que LID tiene capacidad para vender los 2.000 primeros ejemplares), centrando el tiro, y no quererle dispararle a todo, quizás un cambio de portada en plan “feedback para coachers” o quitar ese marcado coachismo, o enseñar las herramientas sin querer ser un plan de desarrollo personal y caer en el limbo de los libros de autoayuda. También, nos podemos encontrar que ese era el objetivo de la editorial, un texto sistémico que sirva para un roto y un descosido. En ese caso, chapo, porque hay tan acumulación de herramientas de otros que sí te centras en profundizar sobre el feedback y no en autocoachearte, hay aportaciones muy valiosas, tanto ajenas como propias. 


Lo que no vuelve a cuadrar, es la recomendación de que te haga los test una persona certificada por alguna de las herramientas… de nuevo, aparece lo que ha destrozado a la profesión del coaching, las supuestas asociaciones (lobbies autoproclamados herederos de la sabiduría), que certifican títulos como si fueran mantras. Un libro son 20 € a cambio de tu tiempo y conocimiento incluso por acumulación, un título es otro trozo de papel desde 2.000 € que no te asegura que otros te reconozcan (pagándote) tu aprendizaje.

Puede que esta sea su verdad de lo que es feedback, y también hay que reconocer que las editoriales son empresas de ganar dinero, por tanto, toda aportación a la mejora de la comunicación humana es bien recibida. Otra cosa, es donde dije digo, digo Diego. 

sábado, 23 de diciembre de 2017

Posthumanismo



Vaya por delante, que mi visión de la jugada es muy reducida y posiblemente este totalmente equivocada, pero…

23 de diciembre, 13:00 horas, 983 millones de euros en 26 personas mirando una pelota… si lo pasas a las antiguas pesetas, te da una cifra desorbitante. Pero no pasa nada es Navidad. En el fondo nuestros egos aspiran a ser uno de esos agraciados. Bendita lotería la del futbol.

Me comentaba el pasado miércoles mi amigo José Barroso Cela que los coachs existen porque los padres son los primeros en mentir a sus hijos, como la famosa mentira de los reyes no son los padres, así luego como sociedad, a los borbones les pagamos un sueldazo de por vida, sólo por ser reyes, será el karma…

Ahora que estamos en la que una parte de la población humana, estamos celebrando una idea religiosa, sí, no conozco a ninguna persona atea o agnóstica que curre el 25 de diciembre, excepto a los que somos autónomos, que ya sabemos que o cobramos por nuestro talento y talante o estamos jodidos.

Bien, no nos distraigamos de la jugada, que hay muchos millones en juego. Si de verdad, ahora que nos obligamos a pensar durante unos días como sociedad en el bien ajeno, por qué no damos un pasito de humildad y como especie nos hacemos a un lado. La especie humana, es totalmente dañina para el planeta, hemos acelerado el cambio climático, eliminado miles de seres vivos que cual Parque Jurásico podremos recuperar vía CRISPR, para que vuelvas pagar por lo que ya te cargaste.

A diferencia de mi amigo José Cordeiro, y su visión del posthumanismo como una segunda etapa tras el transhumanismo, donde vamos a estar conectados a la IA a través del exo cortex… Para mí eso, es un paso más, de hecho, Elon Musk tras ver que la peña pasa de él, al alertar sobre el poder de la IA frente al ser humano, ha creado una empresa para conectar nuestros cerebros a la IA… Es decir, el ser humano, la única forma de sobrevivir es dotándose de un conocimiento superior. Ya hay “maquinas” que han desarrollado comportamientos muy de seres vivos sin, que nadie humano les haya enseñado. La evolución genética es 5 veces la de More con la tecnología… Pero tu tranqui, que Messi se encara con CR7…

En serio, ya somos ciborgs, mi padre lleva unos audífonos que hace una década hubiéramos pensado que eran ciencia ficción, ya hay deportistas que se han tratado lesiones con células madre, no en España., pero si en Europa, que la ley del lobby es la ley del lobby.

Somos una especie, incapaz de ponerse de acuerdo, más capacitada para levantar muros que para alisar campos. ¿en serio creemos que podemos gestionar el planeta como se merece? Pero si la mayoría de las personas no saben que los arboles tienen hasta 21 sentidos sensoriales, que son seres sociales y no se interponen en el camino de otros árboles, no verás una rama pegarse con otra por un haz de luz.

Los supuestos sistemas igualitarios son mentira, una persona no vale lo mismo que otra, el jueves descubrimos que dos barceloneses y medio valen lo mismo que un girones, o que hace un año 3.000.000 de personas votaron más a Hillary, pero ganó el pato Donald, el cual, después de poner a caer de un burro a los chinos, en cuanto ha podido ha ido a rendirles pleitesía, ¿por qué? Pues porque son los dueños de la deuda americana… jajaja, menudo invento el de la deuda, y cómo nos doblamos ante ella, pedazos ignorantes que somos, debido a que nuestro cerebro de la cabeza no es capaz de distinguir la realidad de lo que cree que es la realidad…


¿Por qué no liberalizar una inteligencia artificial que gestione el planeta, y nos descomplique la existencia? ¿Qué tal pasar a ser mascotas de la IA? Los perros que tanto adoptamos como sustitutos de hijos, están mejor desarrollados emocionalmente que la especie humana. ¿Para qué estamos aquí? ¿Esto no iba de ser felices?  Casi que te digo, que el futuro podría ir por ahí… Puede que estos sean sinsentidos, como apostar a que la moneda bitcoin tras llegar a 30.000 $ el 29 de diciembre, baje a 1.215 el 6 de enero a las 10.15 de la mañana.

Como especie, si nos queda un reto por cumplir, aprender a comunicarnos, a conectarnos de verdad, a desarrollar nuestra telepatía, empezando por recuperar el amor por nosotros mismos, por los demás, por los desconocidos, por las personas que ignoramos que se cruzaran en nuestro camino… recuerda que estamos en Navidad, ¿qué tal si empezamos por asumirnos y aceptar ser parte del cambio? De esa sociedad en Beta que estamos creando y la exploradora de innovación Esther Paniagua Tan bien mapeados los valores necesarios para la misma y la llave de nuevo vuelve a ser La Confianza, como nos explica Rafa Martinez-Cortiña que la confianza es un estado de coherencia

Puede que la mujer, este tomando la palabra de la economía compartida, como demuestran los datos de Aribnb, por mucho que los lobbies machistas analógicos estén dando sus penúltimos coletazos, como romper la neutralidad de la red en USA, (en la que no se ve no hay neutralidad) o decir que UBER es una empresa de transportes… Si esos lobbies se quedan sin personas que confíen en ellos, ¿cómo van a pagar los impuestos a los lobistas de Washington y Bruselas? Por cierto, en breve dejaremos la necesidad de trasportarnos de un sitio a otro, para estar cara a cara con los demás.

Da igual, dar muerte a la muerte, e ir a un entorno de alta eficiencia donde cada vez sea más barato obtener un estilo de vida mejor, más cómodo para los casi 8.000 millones de humanos y el resto del planeta, donde desaparezcan las enfermedades con CRISPR y con la decisión de Mark y Bill de erradicarlas en una década… Incluso superando el test de Turing en 2029... Todo eso, y siendo lo más innovador que hemos podido hacer como especie, dará igual si como sociedad seguimos siendo unos capullos entre nosotros y el resto de seres y energías de este escenario.

El cambio de paradigma está en marcha, así como el significado de las palabras, no se trata de tener, si no de ser.

¡Ah! Lo que interesa, a lo mejor el Madrid le gana 2-1 al Barça… Goles de Asensio, Messi y CR7…

Lo dicho, tan sólo suposiciones…

lunes, 11 de diciembre de 2017

Estúpido, son los patrones de comportamiento




La semana pasada, Google anunciaba que a partir de enero de 2018 Android va a pedir que todas las aplicaciones que conecten a su sistema que pidan permiso por recopilar datos como el número de teléfono o el email. Lo cual, es normal, porque en mayo entra en vigor la nueva ley de protección de datos, y no creo que se quieran arriesgar a otro multazo como el que está pendiente de discernirse de 2.400 millones por abuso de posición dominante.

Con pena decirte, que eso es un juego de niños, comparado con la realidad, donde la misma marca reconoció la semana pasada, que, aunque no tengas activada la geolocalización, saben perfectamente donde estás. Y la cosa es sencilla, la aplicación de tu móvil está constantemente buscando la red móvil para que puedas estar conectado a los tuyos, así que saben desde que repetidor estás conectándote.

Es decir, si tienes estás con varios amigos y sois usuarios de una aplicación, ésta sabrá que estáis juntos. Y un sitio, más un lugar, más otro, al final, al rastrearte en tiempo y mapear tus hábitos, acaban creando un hábito de comportamiento, y sabiendo qué haces y qué potencialmente podrías hacer. Con lo que, se dedican a ofrecerte publicidad sugerida de actividades que te podrían interesar, y que curiosamente coincide mucho con lo que sueles hacer.

Como muestra, un ejemplo, la semana pasada consulté desde mi portátil sobre el Think tank Real Instituto El Cano, y adivina, que vi en Facebook en mi móvil, na da más abrirla, pues una publicidad para visitar el barco Juan Sebastián El Cano… Menos mal, que los algoritmos semánticos todavía por mucho que los entrenen no lo acaban de pillar, de ahí que en breve tengamos chatbots para que les entrenes gratis. Si, ¡gratis! 

Te preguntaras qué cual es el problema, pues tan sencillo, que con esos seguimientos a diversas empresas que se están forrando a costa de venderle a otras marcas que te conocen, y esa información que extraen de ti, y que aceptaste al aceptar sus condiciones de uso, no es que sea ilegal, pero digamos que están obteniendo unos datos privados, que deberían no sólo pedir tu consentimiento, si no, en un futuro empezar a pagarte, por lo menos por entrenar algoritmos a través de los chatbots.

Si te pagan por el intercambio de datos de conocimiento y experiencia en tu trabajo a cambios de x horas, por qué no te deberían pagar, por entrenar algoritmos, para que en 2027 la inteligencia artificial superé el test de Turing al no poder hacer todo tipo de actividades mejor que un humano. Vamos a la desaparición del trabajo fordista, donde se educa a niños a ser robots o adultos. Se destruyen 10.000 puestos de trabajo por cada un empleo Knowmad, con lo que los niños no trabajaran, si no que talentcobraran sin someterse a la normalidad. 

¡Ah! Cuidado con vestir a estas sirenas (como las llamaba Jaron Lanier) de economía compartida, en este modelo de negocio, el 99% de la población comparte su sabiduría su esencia y entrena gratis a los algoritmos de búsqueda y el 1% se forra a costa de los demás. 

La decisión está en tu mano, decidir por ti si ser un polimata cual TSQV o un HMYV.